SANTUARIO DAS ERMITAS

En la comarca de Valdeorras, en el oriente ourensano, recorriendo la OU-533, un desvío nos indica el Santuario de As Ermitas. A pocos metros se nos ofrece una impresionante vista del Santuario desde lo alto. Encajonado en una garganta del río Bibei, la imagen del pequeño pueblo con la grandiosa iglesia barroca, deja sin aliento.

Toma su nombre de los ermitaños que buscaban la soledad de estos parajes. Cuenta la leyenda que unos pastores encontraron en una cueva entre estos peñascos una imagen de la Virgen con el niño entre sus brazos. Se construyó entonces una pequeña ermita para cobijar la preciada imagen. En 1624, el obispo de Astorga enfermó de gravedad en las inmediaciones del santuario mientras estaba de visita pastoral por la zona y se encomendó a la Virgen de la pequeña capilla. Dicen que sanó a las pocas horas y en agradecimiento, mandó construir el monumental Santuario que hoy atrae a miles de visitantes.